Lipoescultura

¿Qué es la liposescultura?
La lipoescultura es una forma avanzada de liposucción un poco diferente a la liposucción convencional. Esta técnica es utilizada para moldear el cuerpo, a diferencia de la liposucción convencional, la lipoescultura utiliza la grasa removida para mejorar la prominencia y definición de algunas áreas del cuerpo como los glúteos o las piernas.

lipoescultura

Debido a que usualmente el procedimiento es realizado bajo anestesia local el paciente no sufre tanta inflamación ni de las hemorragias asociadas a otras técnicas de liposucción. Usualmente una solución anestésica es inyectada en el área que se va a tratar, esto para contraer las arterias y los vasos sanguíneos y así reducir el posible sangrado y la hinchazón. La diferencia entre la lipoescultura y la liposucción es básicamente que la lipoescultura remueve cantidades menores de grasa que la liposucción y está enfocada específicamente en la escultura y moldeo de algunas áreas del cuerpo. La lipoescultura es comúnmente realizada en el área del abdomen, muslos, espalda y brazos.

¿Seré un buen candidato para una lipoescultura?
Si cumples con una o varias de las siguientes condiciones esto pudiera indicar que tú eres un buen candidato para la cirugía de lipoescultura:
  • Tienes áreas de depósitos de grasa que están fuera de proporción con el resto del cuerpo y no pueden ser eliminadas con dieta y ejercicio, también conocidas como “grasa resistente a la dieta”.
  • Tienes áreas con cantidades mínimas de exceso de piel y la elasticidad en la piel es sana (la lipoescultura remueve la grasa no la flacidez).
¿Cómo me evaluará el cirujano plástico para una lipoescultura?
Durante la primera consulta, el cirujano podría pedirte que te veas en el espejo y que señales exactamente el área que te gustaría mejorar. Normalmente se toman fotografías especialmente si el área que se va a tratar está en la parte posterior (espalda, glúteos, etc.). Esto le ayudará al cirujano plástico a entender tus expectativas y determinar si son realistas y pueden ser logradas. Probablemente el cirujano haga una prueba para determinar la elasticidad de tu piel.

Seguramente el médico también discutirá cuál es tu peso ideal y cuales son algunos objetivos realistas. También preguntará si planeas embarazarte en el futuro.

Debes venir a la consulta preparada/o para discutir tu historial médico incluyendo si has tenido cirugías previas, condiciones medicas previas y presentes, alergias y que medicamentos estás tomando. Es importante que proporciones la información completa. En el caso de pacientes con problemas de hipertensión, tiroides, diabetes, etc., estas condiciones deben ser revisadas por el médico debido a que pueden aumentar algunos riegos asociados con la cirugía.

¿Cómo se realiza la cirugía de lipoescultura?
La técnica básica de la lipoescultura implica remover la grasa por medio de un pequeño tubo de metal llamado cánula, que se pasa a través del tejido grasoso. Una de las formas más comunes para llevar a cabo el proceso de liposucción es la aspiración de la grasa colocando una bomba que genera vacio. Esto se conoce como liposucción de succión asistida (SAL) por sus siglas en inglés. Además, puede ser utilizado un motor en la cánula lo que hace que esta oscile de un lado a otro realizando así la mayor parte del trabajo de la liposucción, a esto se le conoce como liposucción asistida por potencia (PAL) por sus siglas en inglés.

En algunos casos se utiliza un generador ultrasónico que produce ondas de sonido que están por encima de la frecuencia audible. Las ondas rompen las células de grasa y esta es eliminada utilizando la técnica de SAL. Por otro lado, también se puede utilizar un rayo laser para romper las células de grasa.

Es importante tener en mente que cada uno de estos métodos tiene sus ventajas y desventajas. Estos métodos pueden ser discutidos con el cirujano durante la consulta. Asimismo, las técnicas pueden ser combinadas para obtener resultados óptimos. Las decisiones concernientes a la técnica que debe ser utilizada son responsabilidad del cirujano plástico.

Los riesgos de la liposucción
Afortunadamente, las complicaciones mayores asociadas con la cirugía de lipoescultura son poco frecuentes. La lipoescultura es uno de los procedimientos más comunes realizados por cirujanos plásticos.

lipoescultura

La gran mayoría de las veces la cirugía es realizada sin que el paciente experimente problemas.

El tema de riegos y posibles complicaciones de la cirugía es algo que debes platicar en persona con el cirujano o con alguien del personal médico del cirujano. Los riesgos en la mayoría de las cirugías son similares. Algunas de las posibles complicaciones que el cirujano te explicará incluyen hematomas (una acumulación de sangre bajo la piel que pudiera requerir ser drenada), infecciones, cambios en las sensaciones, cicatrices, reacciones alérgicas, daño a las estructuras subcutáneas, así como resultados insatisfactorios que podrían necesitar procedimientos adicionales. Otros riesgos más específicos de la liposucción podrían incluir heridas e irregularidades.

Es posible minimizar algunos riesgos asociados con la cirugía si se siguen las indicaciones y recomendaciones del cirujano plástico, tanto antes como después de la lipoescultura.

Preparación pre-operatoria
El objetivo del cirujano plástico y de todo el personal es hacer que tu experiencia con la cirugía sea lo más fácil y cómoda para ti.

Si eres una persona que fuma, es recomendable que dejes de hacerlo antes la cirugía, esto debido a que fumar puede perjudicar el proceso de sanación. Además algunos medicamentos pueden aumentar el riesgo de una hemorragia. Es necesario evitar ciertos medicamentos antes de someterse a una lipoescultura, estos incluyen Aspirina, medicamentos antiinflamatorios y algunas vitaminas y remedios homeopáticos. Es posible que el cirujano te de indicaciones pre-operativas adicionales.

La lipoescultura es un cirugía que se realiza de manera ambulatoria (se da del alta al paciente el mismo día). Es por eso que debes pedirle a algún familiar o amigo que te lleve a casa y que te acompañe durante 24 horas después de la cirugía.

El día de la cirugía de cirugía
El día de la cirugía se te administrarán medicamentos para que te sientas cómodo/a durante el procedimiento. Frecuentemente, durante la cirugía de lipoescultura se emplea anestesia local y sedación intravenosa, no obstante en algunos casos también se puede utilizar anestesia general. Para tu seguridad durante la operación, se utilizan varios monitores para revisar el corazón, la presión sanguínea, el pulso y la cantidad de oxigeno que está circulando por la sangre.

Cuando la cirugía es finalizada, el paciente es llevado a un área donde se le continúa monitoreando de cerca. Es muy probable que después de la cirugía el paciente tenga que usar una faja de compresión que normalmente se utiliza para ayudar a que la piel se “encoja”. Acerca del dolor postoperatorio, algunos pacientes reportan que el área se siente adolorida, como si hubieran hecho ejercicio extenuante.

Probablemente el médico te permitirá regresar a casa después de un corto periodo de observación, aunque algunos pacientes prefieren quedarse un poco más de tiempo en el hospital.

La recuperación después de una lipoescultura
Es importante que el paciente sepa que el tiempo de recuperación después de una lipoescultura varía dependiendo de cada individuo.

Los primeros días después de la cirugía es importante que el paciente repose tranquilamente. Si es posible se recomienda mantener elevada la parte del cuerpo operada. Recuerda que no debes tomar aspirina ni ciertos medicamentos antiinflamatorios. Es muy posible que sea necesario llevar una faja durante el periodo de recuperación. Si la faja está muy apretada es necesario que le informes a tu cirujano.

Durante la primeras 48 después de la cirugía, los pacientes pueden presentar varios grados de inflamación y hematomas, normalmente la inflamación persiste por más tiempo. Los hematomas típicamente desaparecen dentro de 7 a 10 días y las suturas son removidas después de una semana de la cirugía.

Se recomienda evitar esforzarse, agacharse y levantar objetos durante el periodo postoperatorio. En la gran mayoría de los casos, el paciente puede regresar a sus actividades normales dentro de 10 ó menos días después de la cirugía.

Los resultados de la lipoescultura
La lipoescultura es utilizada usualmente para mejorar el contorno del cuerpo. Como el proceso es de curación es gradual, el paciente debe esperar algunos meses para ver resultados precisos de la cirugía. Algunas pequeñas incisiones son realizadas para que se pueda introducir el instrumento conocido como cánula. Las cicatrices normalmente se desvaneces en unos meses y son apenas visibles.

Los resultados de la lipoescultura usualmente son duraderos pero pudieran ser afectados con el envejecimiento, el aumento de peso, el embarazo y el estilo de vida.

¿Te pareció interesante esta información? Compartela !


¿Tienes preguntas acerca de este procedimiento o deseas más información?
Utiliza el siguiente formulario para enviarnos tus preguntas o comentarios y con gusto responderemos lo más pronto posible.

     
  Nombre *
  Teléfono
  Correo electrónico *
  Comentarios
  Los campos marcados con * son requeridos para que podamos ayudarte
    



También puedes usar tu usuario de facebook para dejarnos tus dudas o comentarios