Cirugía de calculos urinarios

Los procedimientos quirúrgicos son considerados como la última opción para remover las piedras urinarias. Si las formaciones de cálculos son muy grandes para pasar por el sistema uterino, es necesario considerar un procedimiento quirúrgico.

Factores Decisivos
El cirujano urólogo pudiera indicar una cirugía para remover las piedras urinarias si:
  • El paciente presenta dolor extremo.
  • Las piedras están bloqueando el flujo natural de la orina.
  • La piedras están causando una infección en el tracto urinario.
  • Existe el peligro de que al pasar la piedra, esta dañe los tejidos.
  • Las piedras son simplemente muy grandes para pasar.
Antes de que el paciente se someta a una cirugía de piedras urinarias, el médico pedirá una serie de estudios y rayos-x para saber dónde se encuentra localizada la piedra. Después el cirujano discutirá con el paciente los posibles métodos que se pueden utilizar para extirpar los cálculos.

Tipos de cirugía
Existen varios tipos de cirugía para remover formaciones de cálculos, el tipo de operación que el cirujano decida utilizar dependerá básicamente del lugar en el cuerpo donde se localice la piedra.

piedras en el riñon

Por ejemplo, con la nefrolitotomía percutánea, el cirujano puede remover las piedras por medio de una pequeña incisión en la espalda.

Por otra parte, la cirugía ureteroscopica es indicada en caso que el paciente tenga la piedra en la parte inferior del uréter, cerca de la vejiga. En este procedimiento, el cirujano utiliza un ureteroscopio para jalar la piedra del uréter.

Los cálculos renales pueden estar en las siguientes partes de sistema uterino:
  • En el cáliz superior, medio o inferior.
  • En la pelvis renal.
  • En el uréter superior o inferior.
  • En la vejiga.
Antes de la operación
Si fumas será necesario que dejes de fumar lo más pronto posible antes de la cirugía y si tienes sobrepeso trata de bajar el exceso de peso. También será necesario que le comentes al médico cirujano si tienes problemas con la presión sanguínea, el corazón o los pulmones, estos problemas deberán estar bajo control antes de la cirugía.

Es importante que un amigo o familiar te acompañe al hospital, te lleve a casa después de la cirugía y se quede contigo por lo menos durante los primeros días después de la operación.

El cirujano preguntará acerca de tu historial médico y de las enfermedades que hayas padecido previamente, es importante asegurarse de que estás preparado para someterte a esta cirugía de la manera más segura posible. También debes notificarles al doctor si eres alérgico a ciertos medicamentos. El médico te explicará como es el procedimiento que se te va a realizar y probablemente te pida que firmes un consentimiento para la operación. Antes de la operación, se colocará un catéter (un tubo) para revisar el flujo de orina. En el caso de las mujeres antes de la operación y en los hombres cuando ya están bajo anestesia en el quirófano.

Después de la operación
Probablemente durante las primeras 24 horas después de la operación te sentirás un poco débil y enfermo, pero pasará pronto. En caso de que sea necesario la enfermera te administrará medicamentos para controlar los malestares. En algunos casos, el paciente tendrá un tubo en la incisión, esto para drenar cualquier acumulamiento de sangre u otras secreciones que provengan de la herida. Usualmente es removido dentro dos o tres días cuando los fluidos dejen de drenar.

La anestesia te hará sentir lento, torpe y olvidadizo durante las primeras 24 horas después de la operación. Las enfermeras te ayudarán con todo lo que necesites hasta que te hayas recuperado completamente. Sentirás molestias al moverte pero no experimentarás dolor severo.

Después de la cirugía de piedras urinarias llevarás una cánula en el uréter durante la recuperación. La cánula es un tubo por el cual la orina fluye mientras el uréter sana. Llevar una cánula pude ser una experiencia molesta para algunos pacientes, pero esta es removida en un día o dos. Después de remover la cánula deberás orinar sin ningún problema, pero en el caso de que no puedas es importante que le notifiques al doctor para que corrija el problema.

La recuperación en casa
En el caso de las cirugías menos invasivas el tiempo de recuperación es más corto, comparado con la cirugía abierta. Por ejemplo, los pacientes que se someten a una cirugía ureteroscopica pueden esperar una recuperación completa en pocos días. En cambio, el tiempo de recuperación en una nefrolitotomía percutánea es de aproximadamente dos semanas. En estos casos es posible que al principio te sientas muy cansado y necesites descansar dos a tres veces al día por las siguientes dos semanas. Progresivamente te sentirás mejor y al final de dos meses estarás haciendo de nuevo tus activadas cotidianas. Es necesario que no levantes objetos pesados hasta que estés completamente recuperado. Podrás volver a manejar tan pronto como puedas hacer un alto repentino.

Te será posible volver a tener relaciones sexuales en aproximadamente tres semanas, cuando la herida haya sanado.

Los riesgos
Como con cualquier cirugía, existen riesgos asociados con la cirugía de piedras urinarias. Uno de los riesgos implica complicaciones con la anestesia. La gran mayoría de los pacientes no tiene problemas con esta, pero existen posibles efectos secundarios que incluyen, confusión mental temporal, infecciones respiratorias y ataques al corazón. Asimismo, existe la preocupación de que pueda romperse el uréter durante la cirugía. En cualquiera de los procedimientos para remover las piedras urinarias, existe la posibilidad de una hemorragia, es por eso que el paciente está constantemente siendo monitoreado.

Algunos pacientes podrían sentir dolor y punzadas ocasionalmente en la herida hasta por seis meses después de la operación. También, en algunos casos el paciente podría sentir áreas adormecidas alrededor de la herida, pero esto irá mejorando después de dos o tres meses.

¿Te pareció interesante esta información? Compartela !


¿Tienes preguntas acerca de este procedimiento o deseas más información?
Utiliza el siguiente formulario para enviarnos tus preguntas o comentarios y con gusto responderemos lo más pronto posible.

     
  Nombre *
  Teléfono
  Correo electrónico *
  Comentarios
  Los campos marcados con * son requeridos para que podamos ayudarte
    



También puedes usar tu usuario de facebook para dejarnos tus dudas o comentarios